NATURALEZA EN ESTADO PURO 
Desde enclaves de atractivo casi mgico como las marismas de Victoria y Joyel, humedal de referencia en el norte de Espaa para el avistamiento de aves, hasta las interminables playas de Trengandn y de Ris, que suman ms de seis kilmetros de arenales dorados, Noja ofrece un verdadero paraso a los amantes de la naturaleza.

Su recortada costa con acantilados, playas e islas de mgicos atardeceres, la riqueza ornitolgica y paisajstica de sus marismas, o el monte Mijedo, que nace casi a pie de mar, configuran un entorno de espacios protegidos -el 75% del total del municipio- que han convertido a la villa de Noja en uno de los mximos exponentes del potencial turstico del norte de Espaa.