PALACIO DE ALBAICIN 
El Palacio de Albaicn es tambin conocido como Casa para Doa Obdulia Bonifaz, quien comprara en el siglo XIX una casona solariega del siglo XVI para usarla en sus vacaciones estivales, principalmente.

Doa Obdulia compra una casona solariega con una amplia finca conocida como la cerrada que us tal y como se encontraba hasta 1914, ao ste en el que se produce una tremenda galerna que destruye parte de una gran terraza que se encontraba en el segundo piso (ahora el 3). Tuvo que ser modificada y renovada prcticamente, dando lugar al edificio actual que se puede ver ahora, aunque ste tambin fue modificado posteriormente. Con sta obra, realizada entre 1914 y 1916 por el prestigioso arquitecto castreo Leonardo Rucabado en estilo montas, se aaden la torre, el tercer piso sobre la terraza antigua, la solana, los machones, aadidos laterales y un gran escudo de Bonifaz en la fachada principal.

Es en 1913, cuando al yerno de Doa Obdulia, Don Cristbal Prez del Pulgar, se le concede por parte del rey Alfonso XIII el ttulo de Marqus de Albaicn, al poco tiempo este palacio pasara a ser propiedad de los Marqueses de Albaicn (hija y yerno de doa Obdulia). Desde entonces se sucedieron algunas reformas y acondicionamientos en el edificio, aunque fue la finca la que ms cambios sufri, transformada poco a poco por parte del Marqus en lo que hoy vemos, un gran jardn Botnico con ms de 45 especies, algunas forneas y otras autctonas, una piscina, una pista de tenis y la huerta. Tambin cre lo que hoy se conoce como la casa de los pajaritos, que pretenda ser el hogar de muchas aves aunque finalmente ninguna lo lleg a utilizar.

Desde el ao 1997 es propiedad municipal y fue transformada en la casa de cultura, sede de cursos de verano de msica, de asociaciones espaolas musicales y del SIANOJA. Un amplio y variado programa de actividades animan este palacio en periodo estival.

Salones, capilla, dormitorios, cocina, jardines... Es posible disfrutar de todo esto a travs de las visitas guiadas que se realizan al palacio y que transportan a una una poca diferente, en la Noja de antao, la de las clases sociales altas que veraneaban en la Villa.